31 ago. 2013

¿Es necesario un espacio de crítica sobre arquitectura en la sociedad actual?


     Peter Zumthor, Croquis de las termas de Vals, 1996


ERNESTO.-   (…) ¿Por qué habría de verse turbado el artista por el chillón clamor de la crítica?
 ¿Por qué habrían de estimar el valor de la obra creadora quienes no pueden crear?
¿Qué pueden saber ellos? Si la obra de un hombre es fácil de entender, la explicación es innecesaria…

GILBERTO.- Y si su obra es incomprensible, la explicación es mala. 

OSCAR WILDE.  Sobre la Crítica, el Público y la Sociedad 

¿Es necesario un espacio de crítica sobre arquitectura en la sociedad actual?
Tal vez bastaría con responder que sí.

Sí, porque existen espacios sobre crítica en la mayoría de las manifestaciones culturales (música, cine, pintura,…)

Sí, porque los arquitectos y la sociedad necesitan un espacio para teorizar y criticar los hechos arquitectónicos y urbanos.

Sí, porque la arquitectura necesita ser (re)evaluada y (re)pensada desde posturas teóricas y críticas.

Pero tal vez esto sería solo quedarse en lo superficial. La crítica arquitectónica, tal y como nos señala J.M. Montaner,

  “… comporta un juicio estético. Consiste en una valoración individual de la obra arquitectónica que el crítico realiza a partir de la complejidad del bagaje de conocimientos de que dispone, de la metodología que usa, de su capacidad analítica y sintética, y también de su sensibilidad, intuición y gusto.” (2)

La crítica entendida así, como el método de valorar las cualidades (bondad, verdad, belleza...) de la arquitectura, conlleva una necesaria capacidad de síntesis y reflexión. Debe saber diferenciar, definir y valorar, si quiere llegar a convertirse en un verdadero nexo de unión entre el criterio personal (el individuo) y el  colectivo (la sociedad).

Aun así, hoy por hoy, la crítica sigue siendo un reflejo de las variaciones del gusto y de los movimientos de la sociedad, y ahora estamos en un momento de gran desconcierto social.  El cambio de modelo y el desfase teórico de la arquitectura ante las nuevas herramientas digitales, nos permiten distinguir una transformación que afecta tanto al modo de proyectar, como a la forma de criticar y entender el proyecto contemporáneo.

Presenciamos como cada día aparecen innumerables blogs y demás sitios de la red, que tratan sobre temas de arquitectura, y nos quedamos atónitos observando que casi nunca existe en ellos una crítica “seria”. Ésta ha sido sustituída por una avalancha de información y ha desaparecido la opinión erudita, “la posibilidad de decir ha superado en importancia a la relevancia de lo dicho”. Y por supuesto, ha dejado de ser significativo, quién diga cada cosa. (3)

A pesar de esta confusa realidad, el hecho cultural que representa la arquitectura, necesita de un esfuerzo sostenido y constante para poder acceder a él. Para que el autor pueda fundamentar sus razonamientos, precisa de un tiempo previo de análisis y conocimiento sobre el tema. Esa condición ineludible obliga a considerar los atajos a la hora de realizar una crítica como una rebaja, negando la capacidad de trascendencia que la arquitectura posee.

Tal vez la arquitectura y la discusión sobre ella, parezca ser algo que ha acabado sólo importando a los arquitectos, convirtiéndose en una disciplina demasiado subjetiva. Pero esta especificidad es a mi modo de entender positiva, si logra devolver a la arquitectura y a la ciudad  su real dimensión cultural, si contribuye a reconocer conceptos y a formar opiniones, que configuren nuestra identidad estética, arquitectónica y urbana.

Hay quienes piensan, quizás no sin razón, que si no hay crítica es por que no debería haberla, la explicación es innecesaria… que nos decía Ernesto al comienzo del escrito. Pero la crítica arquitectónica, como todas las formas de crítica, siempre ha existido, y siempre deberá existir, aunque solo sea de forma verbal.

¿Es necesario un espacio de crítica sobre arquitectura en la sociedad actual?
Tal vez bastaría con responder que sí. 
Jordi Guerrero, arqto.

(1) OSCAR WILDE.  Sobre la Crítica, el Público y la Sociedad. (DVD ediciones, S.L. - 2000)
(2) JOSEP MARÍA MONTANER.  Arquitectura y Crítica. (Editora Gustavo Gili S.A. - 1999)
(3) DIEGO FULLAONDO.  No hay crítica de arquitectura en la red  (SOITU.ES - 2009)


Extraido del libro: "En los márgenes de la crítica "urbanismo y arquitectura, cuestiones que afectan a Reus..." 






No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...